Informes para juzgados

Defensa del acusado

En un estado de derecho, cualquier acusado tiene derecho a la mejor defensa posible, dejando de lado que pueda ser culpable o inocente. Esto incluye contar con un perito psicólogo que atestigüe posibles atenuantes penales, por ejemplo, una enfermedad mental, una adicción, o un trastorno de la personalidad. Buscar las causas que explican una conducta, sin justificar en ningún caso el presunto delito cometido.

Como se ha descrito en el apartado anterior, el informe psicológico también puede ayudar en la defensa de un presunto agresor que se considera inocente. Por ejemplo, si la declaración de la víctima dice que el agresor tenia arrebatos de ira incontrolable, la exploración psicológica puede documentar que el imputado es una persona capaz de dominar sus emociones, lo que no quita que pueda perder los estribos en momentos puntuales como todo el mundo. Lo que nunca se puede llegar a afirmar es que una persona no es capaz de cometer los hechos, ya que la psicología no es una ciencia exacta, y las personas pueden llegar a ser muy complicadas e impredecibles.

Abrir chat
Powered by